Municipi de Felanitx

Municipio de Felanitx

 

El término municipal de Felanitx está situado al sudeste de la isla de Mallorca, y ocupa una extensión de 171,67 km², siendo el cuarto municipio más grande de la isla.

Se delimita por el sur con el término de Santanyí, por el oeste con Campos y Porreras, por el norte con Villafranca y Manacor, y por el este con el mar Mediterráneo.

La orografía del término está constituida por una pequeña sierra, que comienza en Artá y va a morir a la llanura de Santanyí, alcanza mayores alturas en el Puig de Sant Salvador (510m), Puig de s’Envestida (417m), Sa comuna (415), Castell de Santueri (399m) y Sa Molesta (346m).

Todo junto determina, dentro del término, que se puedan distinguir tres comarcas naturales marcadamente diferenciadas: la marina ( llanura costera), las sierras de levante y la llanura (llanura interior).

Felanitx cuenta con diferentes núcleos de población interiores como son : Cas Concos d’es Cavaller, Es Carritxó, s’Horta, Son Valls, Son Mesquida, Son Negre i Son Prohens. Además dispone de tres núcleos costeros: Portocolom ( uno de los puertos naturales más importante de la isla), Cala Ferrera y Cala Serena.

Felanitx y Portocolom se configuran como los dos principales núcleos de población, con un gran número de residentes, ello las convierte en las zonas de mayor densidad urbanística. El resto, son núcleos de dimensiones reducidas y poca población.

Algunos núcleos de población del municipio están comunicados con la Villa a través de pequeñas y estrechas carreteras que, en muchos casos, presentan deficiencias en su estructura y mantenimiento ( Son Prohens, Son Negre, Son Valls, Son Mesquida).

El resto cuenta con un acceso por carreteras en buen estado ( s’Horta, Es Carritxó, Cala Ferrera/Cala Serena, Portocolom y Cas Concos).

En Felanitx encontramos carreteras que comunican con todos los municipios de alrededor: Campos, Porreras, Villafranca, Petra, Manacor, Santanyí, y con zonas turísticas como Cala d’Or, Cala Bona, Cala Murada y Portocristo.

 

HISTORIA

 

Inicios

Los orígenes de Felanitx como población se remontan a la época de bronce. Fue alrededor del año 2000 aC, cuando llegaron los primeros pobladores, asentándose en dos núcleos importantes de población: el Castell de Santueri y el Puig de Sa Mola. Actualmente, en estas dos zonas, se pueden observar diversas cuevas, ya sean naturales o fabricadas, que servían de vivienda a aquellas tribus primitivas.

Posteriormente, con las llamadas “cultura de las navetas” y “cultura talayótica”, Felanitx se convirtió en un pueblo rico y poderoso dentro de la isla de Mallorca. Los restos de construcciones y de poblados de aquella época que hoy se conservan, así lo demuestran.

Destacan las situadas en C’an Gaià y Son Maiol.

 

Época Antigua

De la época romana y árabe apenas se han conservado muestras que ayuden a entender como era la vida del pueblo de Felanitx durante aquel tiempo. No obstante, en el centro histórico del pueblo se han encontrado restos de una necrópolis romana, y probablemente, también debamos a una de estas culturas el origen etimológico del topónimo de Felanitx. Hay una teoria que apunta a un origen árabe del nombre, proviniente de la palabra Felhàni o Falhànis, que significan “hondonada” o “adentrada”. Una segunda teoria habla de un origen latín del topónimo, formado por una raíz “foenum” y los sufujos “ale” y “icius”, formando la palabra foenalicius.

Tanto en la época romana como musulmana, el Castell de Santueri sirvió como fortaleza, convirtiéndose en uno de los puntos más importantes y estratégicos de Felanitx.

 

Edad Media

En el año 1229, Mallorca fue conquistada por las tropas catalanas que dirigía Jaume I, conde de Barcelona, poniendo fin así, al dominio musulmán. El primer señor cristiano que tuvo Felanitx fue Nuno Sanç, conde del Rosselló. En el año 1300 el rei Jaume II otorgó carta fundacional a Felanitx, conjuntamente con otras poblaciones de Mallorca. De esta manera, nacía oficialmente el pueblo de Felanitx, el cual comenzó a crecer y desarrollarse entorno a la Iglesia de Santa María (actualmente Parroquia de Sant Miquel).

El medio de transporte más habitual de la época, cuando se trataba de grandes cantidades, era el marítimo. Así, el puerto de Felanitx, Portocolom, se convirtió en un punto estratégico y de vital importancia para el desarrollo económico y comercial del término de Felanitx. Las incursiones piratas eran una constante habitual hasta entrar en el siglo XVIII.

 

Época Moderna

Ya en la época moderna, durante el siglo XVI, el pueblo de Felanitx experimentó un gran crecimiento, aumentando el número de habitantes a más de 4000. El crecimiento y desarrollo del pueblo coincidió con el estallido del movimiento conocido con el nombre de “germanía”, que comenzó en el año 1521 y se dejó notar en toda la isla de Mallorca. Fue un conflicto que enfrentó a los menestrales y a la población de los pueblos por un lado, y a los mercaderes y señores de la ciudad por otro.

El felanitxero Joanot Colom se convirtió en el jefe de la germanía que luchaba contra las tropas reales. Liberó a los esclavos e intentó ocupar el pueblo de Alcudia. Finalmente, fue aprisionado en el Castell de Bellver (Palma) y ejecutado el 3 de junio de 1523. Cabe destacar que el Castell de Santueri fue uno de los pocos lugares de Mallorca que resistieron a la revuelta popular.

Durante el siglo XIX la vida económica de Felanitx era tan espléndida como nunca lo había sido.
La población del municipio llegaba casi a los 9 000 habitantes, dentro de la villa había más de 2 000 casas y en el año 1886 la reina regente María Cristina le concedió el título de ciudad.
Felanitx era la tercera población de la isla, después de Palma y Manacor, y representaba el 5% de la población total de Mallorca. Buena parte de la riqueza económica de Felanitx en aquella época provenía de la industria del vino. Era el término municipal con la extensión de terreno más grande dedicado al cultivo de la viña. Pero a finales de siglo, en el año 1891, una plaga llamada “filoxera” atacó a todas las viñas felanitxeras, originando la decadencia del término de Felanitx, que acabó con una miseria generalizada.

Con el paso del tiempo y ya entrado el siglo XX, la actividad económica poco a poco se fue recuperando gracias a la agricultura y la ramadería. En el año 1910 se creó la Estación Enológica y en 1920 el Celler Cooperativo “El Sindicato”.
Durante los años de la Segunda República en Felanitx se construyeron nombrosos edificios, como son el Mercado Municipal, l’Escorxador o la mayoría de las escuelas del término municipal.
Actualmente, el municipio vive de la agricultura, la indústria y, principalmente, del turismo.

Como llegar a Felanitx